Responsabilidad Reclamaciones Abogados

En Walkup, nuestros abogados especialistas en responsabilidad civil de San Francisco, California cuentan con más de 40 años de experiencia en la representación de clientes que han resultado lesionados por culpa de dueños de propiedades, gerentes de propiedades y dueños de empresas comerciales. Cuando los dueños de propiedades no protegen a los visitantes e invitados contra posibles lesiones, es necesario contar con la asesoría de abogados expertos en el tema. Los abogados de Walkup cuentan, justamente, con esa experiencia. Nuestro equipo de profesionales especializados en responsabilidad civil ha procesado con éxito demandas a favor de adultos y niños contra los dueños de propiedades comerciales y privadas. Nuestros abogados especialistas en responsabilidad civil de California trabajan con ingenieros en seguridad, expertos en administración de propiedades, especialistas en higiene industrial, arquitectos e ingenieros para identificar y probar la responsabilidad, y garantizar una indemnización a su favor.

Ofrecemos una práctica profesional integral en la que representamos a clientes con las siguientes demandas de responsabilidad civil:

  • Lesiones por resbalos y caídas
  • Caída de objetos
  • Mordidas de perros
  • Seguridad inadecuada

Proteger la indemnización financiera en casos de responsabilidad civil puede ser complicado debido a las confusas cuestiones relacionadas con la propiedad, la responsabilidad y la causa. Sin embargo, hemos desarrollado una trayectoria exitosa en representación de clientes en ese tipo de casos. Trabajar con un abogado con experiencia en resbalos y caídas puede significar la diferencia entre un resultado favorable y uno devastador.

Tiene derecho a contar con protección en lugares públicos y comerciales. La prevención de la delincuencia y la seguridad, o la ausencia de estos factores, cumple una función importante en los casos donde una persona es víctima de un acto delictivo en un lugar público o comercial.

Las demandas por responsabilidad civil pueden surgir de daños ocurridos en cualquier tipo de propiedad, por ejemplo:

  • Supermercados
  • Playas y rampas de estacionamiento
  • Estadios
  • Parques de diversión
  • Centros comerciales
  • Hoteles y moteles
  • Bares y restaurantes

Todos estos lugares invitan al público a concurrir a ellos y, frecuentemente, a gastar dinero; por ello, tiene el derecho a estar protegido contra lesiones mientras se encuentre en estas propiedades.

EJEMPLOS DE NUESTRO ÉXITO

Tropiezo y caída en acera defectuosa: acuerdo de $875.000

Nuestros especialistas en lesiones por tropiezos y caídas obtuvieron una resolución mediada de este caso por la suma de $875.000 a favor de un ginecólogo de 62 años que se cayó en una playa de estacionamiento que estaba en remodelación. La parte acusada había solicitado los servicios de un contratista privado para realizar trabajos de construcción en una ubicación en el centro de la ciudad. El trabajo incluía la colocación de macetas en un área adyacente a la senda peatonal, la cual funcionaba como salida del estacionamiento. Las áreas de plantación excavadas dentro de la tierra, que tenían una profundidad de 8,89 cm, se dejaron sin llenar ni plantar durante la última fase de la construcción. Ninguno de los acusados (contratista/ciudad) brindó protección contra ese peligro. En el momento de la lesión, el demandante se dirigía a pie hacia un restaurante para cenar. En la oscuridad de la noche, no habían advertencias sobre cambios en la elevación. El hombre se cayó y se fracturó la muñeca izquierda, impidiéndole realizar procedimientos de obstetricia estándar. Las facturas médicas anteriores y la pérdida de salarios sumaron un valor aproximado de $200.000. Richard Filer, un ex juez del Tribunal Superior, actuó como mediador de este asunto.

Incendio en residencia: acuerdo de $1.500.000

Nuestro equipo especializado en responsabilidad civil representó a los padres de un estudiante universitario de 23 años que murió innecesaria y trágicamente cuando el departamento que alquilaba, cuyo propietario era del Área de la bahía, se incendió porque el propietario había dejado de manera negligente un sofá sobre la calefacción de piso y no había equipado el lugar con detectores de humo que funcionaran. Nuestros abogados demostraron que el propietario, que era dueño de más de 60 propiedades, no había hecho las inspecciones correspondientes ni se había asegurado de que los detectores de humo funcionaran correctamente. Después del incendio, nuestros abogados demostraron, a través de investigadores, que no funcionaba ningún detector de humo en el segundo piso de la unidad habitacional donde falleció el hijo de nuestros clientes. El pago del acuerdo, en la suma de $1.500.000, estuvo a cargo de la empresa de seguros del propietario.

Caída desde la ventana de un hotel: importante acuerdo confidencial

El equipo especializado en responsabilidad civil de Walkup obtuvo un importante acuerdo confidencial por una suma de 7 cifras a favor de un huésped que cayó desde la ventana del tercer piso de un hotel. Nuestro cliente, un Director Ejecutivo de 39 años, sufrió la caída en medio de la noche. Sufrió una fractura conminuta expuesta de tercer grado en el tobillo izquierdo, una fractura en la columna en L-3 y una lesión de compresión del nervio cubital derecho. La lesión del tobillo requirió una cirugía compleja y produjo linfoedemas y cojera permanentes. Nuestro cliente no recuerda nada de la caída. La explicación más razonable giraba en torno de la posibilidad de un ataque de hipoglucemia que, posteriormente, habría provocado un desmayo. Después de recibir una orden judicial para exigir al acusado la creación de manuales de seguridad y protección internos, nuestros especialistas en caídas demostraron que la ventana de la habitación donde de alojaba el demandante no cumplía con los estándares de seguridad corporativos porque estaba demasiado cerca del piso y no disponía de medios para evitar una apertura mayor a 61 cm. Los acusados argumentaron que el diseño de las ventanas cumplía con todos los códigos de construcción aplicables. Después de la mediación, las partes fijaron una combinación de efectivo y pagos mensuales libres de impuestos para el futuro.

Estufa defectuosa en departamento: acuerdo de $1.000.000 por daños a causa de monóxido de carbono

Nuestros abogados especialistas en responsabilidad civil iniciaron una acción legal contra el propietario de un residencia por los trastornos cognitivos que sufrieron una madre y su hijo adolescente a raíz de la exposición crónica a monóxido de carbono dentro del departamento que alquilaban. Nuestros clientes experimentaron una exposición diaria a niveles de CO propicios para la producción de lesiones como consecuencia del malfuncionamiento de una estufa de pared a gas instalada en el departamento. El propietario de la residencia no llevó a cabo las tareas de control, mantenimiento ni reparación de la estufa de manera regular en el departamento de Oakland. El departamento no contaba con un detector de monóxido de carbono. Mientras la estufa emitía continuamente monóxido de carbono y hollín, la madre y el hijo padecían dolores de cabeza y náuseas. Cuando PG&E detectó la presencia de altos niveles de monóxido de carbono, los médicos controlaron el nivel de carboxihemoglobina en el joven y encontraron valores excesivamente altos. Como consecuencia de la exposición crónica al monóxido de carbono, nuestros clientes sufrieron leves daños cerebrales irreversibles, como el deterioro de la función ejecutiva, la concentración y la responsabilidad emocional. Los abogados de Walkup Melodia establecieron la demanda antes del juicio, con el monto total del seguro de responsabilidad legal del propietario correspondiente a $1.000.000.

Resbalos y caídas: acuerdo de $500.000

Nuestro equipo especialista en instalaciones presentó una acción contra las tiendas Mervyn a favor de una mujer de 47 años que se resbaló y se cayó al pisar sobre un pedazo de cartón desechado en una de las tiendas Mervyn. El envoltorio, que se había dejado negligentemente en el piso, además de violar las reglas y los lineamientos de la tienda, era del mismo color que la alfombra. Por lo tanto, no era posible que los clientes que en ese momento realizaban sus compras en la instalación lo distinguieran. Nuestro equipo especializado en responsabilidad civil demostró que el personal de Mervyn encargado de la supervisión del área había violado las políticas de la tienda al no llevar a cabo las inspecciones periódicas y de rutina en el piso de ventas. El acuerdo, cuya suma fue de $500.000, indemnizó a nuestra cliente por sufrir una hernia de disco en la zona lumbar y por su posterior incapacidad para continuar en su trabajo.

Caída de productos en una tienda: acuerdo de $200.000

Nuestro equipo especializado en responsabilidad civil negoció un acuerdo por un valor superior a los $200.000 a favor de una niña de 3 años que resultó gravemente herida cuando una exhibición cayó sobre ella en la tienda de artículos para el hogar del acusado. La niña estaba en la tienda de compras con sus padres cuando ocurrió el accidente. Los administradores de la tienda intentaron alegar que la exhibición se había caído por culpa de la niña, o de los padres, por no controlar a su hija. Nuestro equipo pudo argumentar de manera satisfactoria que en California no se admite la culpa concurrente en los niños menores de 5 años. La exhibición, que incluía una jamba y promocionaba la disponibilidad de las puertas de recambio para casas, pesaba más de 45 Kg. Las heridas de la niña incluyeron laceraciones severas que le dejaron cicatrices permanentes a pesar de la cirugía plástica.

Silla de restaurante defectuosa: lesión de columna

Nuestro equipo especializado en instalaciones obtuvo un acuerdo superior a los $125.000 a favor de una mujer de 36 años que resultó lesionada en un restaurante de Lyon cuando la silla en la que estaba sentada se desplomó y la hizo caerse al piso. Como consecuencia de la caída, nuestra cliente desarrolló un dolor crónico de columna que posteriormente se diagnosticó como una hernia de disco. La hernia se trató con cirugía mínimamente invasiva. El restaurante acusado, originalmente, alegó que el accidente nunca había ocurrido ya que no se le había informado. Luego de una amplia investigación, nuestro equipo logró identificar a una camarera que había trabajado en el restaurante, quien confirmó que la silla desde la cual nuestra cliente se había caído, había estado rota durante mucho tiempo antes del accidente. El valor de las facturas médicas de nuestra cliente excedió los $12.000.

Póngase en contacto con Walkup, Melodia, Kelly y Schoenbergerpara realizar una CONSULTA GRATUITA con un abogado especialista en responsabilidad civil de California.