Walkup, Melodia, Kelly & Schoenberger - injury lawyer
(415) 981-7210

Areas De Especializacion

Hemos conseguido más veredictos y conciliaciones de millones de dólares que cualquier otro despacho del norte de California.

Let's Get Started You pay nothing unless we win your case. Go >

Formas en Las Que Hemos Ayudado

Premios del Jurado veredicto de $12.2 millones a las víctimas de accidentes peatonales en California – Abogados Doug Saeltzer y Rick Schoenberger de Walkup, Melodia, Kelly & Schoenberger obtener el veredicto del jurado sustancial en nombre de la Chica de 17 Años de Edad
(San Francisco, California) Julio 13, 2010 – Abogados de Lesiones Personales de Walkup, Melodia, Kelly & Schoenberger han obtenido un veredicto del jurado de más de $12 millones en nombre de Emily Liou, una joven de 17 años de edad, quien resultó herido como el resultado de un accidente de peatones en San Mateo. En el accidente de 2006, la Sra. Liou fue golpeado por un vehículo de movimiento lento al caminar a través de un cruce peatonal marcado oscuro. Como resultado de esta colisión que sufrió una lesión cerebral catastrófica que ha dejado en un estado vegetativo permanente.

Por más de tres años, los abogados de Walkup procesado una demanda contra el conductor infractor y el Departamento de Transporte de California (Caltrans), quien fue el responsable de la marca y la firma en la intersección donde Emily estaba herido. La semana pasada, estos esfuerzos fueron recompensados ​​cuando los miembros del jurado en un condado de San Mateo Superior Tribunal de Justicia consideró que las lesiones de Emily fueron causadas por la negligencia combinado de ambos Caltrans y el conductor.

En el juicio, los abogados Saeltzer y Schoenberger presentado pruebas sabe que Caltrans demostrando que las intersecciones no controlados con cruces de peatones son generalmente mucho más peligroso que los cruces peatonales marcados, como los peatones que dan una falsa sensación de seguridad al cruzar. La tasa de accidentes de peatones en la intersección donde Emily fue golpeado dramáticamente superior a la tasa de colisiones en las intersecciones no controladas por un factor de casi 20.

A pesar de la demanda de Caltrans que sólo tres accidentes de peatones se habían producido en este sitio en los 10 años anteriores, durante los cuales 90 millones de vehículos han pasado por la intersección, los miembros del jurado estaban convencidos del peligro innecesario que plantea este diseño de intersecciones defectuoso y se pronunció a favor de la Sra. Liou. Los miembros del jurado también encontró que Caltrans fue el principal responsable del accidente, como un diseño de cruce de peatones defectuosos en asociación con el sitio de problemas a distancia para acercarse a los conductores aumentó significativamente la probabilidad de un accidente de peatones y la agencia no había hecho nada para resolver el problema.

Falta de reconocimiento de Sufrimiento Fetal – Parálisis cerebral, cuadriplejía y Deterioro Cognitivo $23.2 millones veredicto del jurado

Socio principal Walkup, Michael A. Kelly, obtuvo un veredicto del jurado $23,200,000 el 9 de febrero de 2010 en Kandiyoh County, Minnesota, en un caso de parálisis cerebral, tetraplejia y el deterioro cognitivo de un niño de 2½ años de edad, cuya Medicina Familiar médico no tuvo en cuenta las señales de advertencia de sufrimiento fetal durante su nacimiento en junio de 2007. Como resultado, una cesárea a tiempo, no se realizó. El niño fue privado de oxígeno durante 28 minutos antes de una emergencia podría ser cesárea completado. Encefalopatía hipóxica isquémica resultado, y el niño ahora tiene múltiples problemas de salud, incluyendo una traqueotomía permanente, tubo-g, parálisis cerebral espástica, deterioro cortical y convulsiones.

Bicicletas v. Automóvil $17,000,000 dólares Veredicto
Representamos a un ingeniero de software de 53 años de edad, quien resultó herido en un choque automovilístico en comparación con la bicicleta en el Valle del Silicio. A la izquierda del vehículo girando golpeó a nuestro cliente, y lo lanzó sobre el capó y el techo del vehículo. Sufrió una fractura del hueso temporal con la consiguiente hemorragia subdural y la compresión del tronco cerebral. El conductor del vehículo afirmó que su visión del ciclista fue oscurecida por el sol. Nuestros abogados expertos visibilidad producida en el juicio. Antes del juicio, la defensa había ofrecido sólo $150,000 en liquidación.

Accidentes de coches frente a los peatones – Veredicto del Jurado $12,200,000
Se obtiene un veredicto del jurado en exceso de $12 millones en nombre de Emily Liou, una joven de 17 años de edad, quien resultó herido como consecuencia de un accidente de peatones en San Mateo. En el accidente de 2006, la Sra. Liou fue golpeado por un vehículo de movimiento lento al caminar a través de un cruce peatonal marcado oscuro. Como resultado de esta colisión que sufrió una lesión cerebral catastrófica que ha dejado en un estado vegetativo permanente.

Defectuosos Levante Industrial aérea – Solución de $10,000,000
Nuestros abogados representaron a la esposa supérstite y los dos hijos de un desarrollador de bienes raíces de California del Norte. Al participar como pasajero en un “paseo a lo largo” en el auto de elevación del hombre automotriz (que se iba a utilizar para acceder a la calefacción y la ventilación de los conductos en sus proyectos de bienes raíces) del difunto murió cuando el elevador se volcó. Nuestro equipo de responsabilidad por productos defectuosos demostrado que la elevación, según lo previsto, había un centro de gravedad que era demasiado alta y el riesgo de vuelco no está protegido adecuadamente contra, ya sea por una distancia entre ejes se amplió o por la utilización de los estabilizadores. El fabricante intentó culpar al creador del dispositivo para conducirlo en una “desigual” superficie exterior, cuando en realidad, el ascensor estaba destinada para uso en interiores. El cobro en nombre de nuestros clientes incluye una indemnización por las ganancias futuras perdidas de la persona fallecida, y daños en general por la pérdida de un esposo y padre amor, cuidado, la comodidad y la sociedad. El acuerdo incluye la corte supervisado pagos periódicos a lo largo de la vida de los dos hijos de proporcionar la educación universitaria y la seguridad durante sus años de adulto joven.

Ciclista lesionado por el peligro en la carretera – Solución de $9,500,000
Nuestros abogados alcanzado un acuerdo en nombre del ciclista aficionado de 29 años de edad, cuya parte delantera de los neumáticos se convirtió en cuña dentro de las rejas rotas de una alcantarilla cubierta. La demanda fue presentada contra el Condado de Alameda. Nuestro cliente se desplazaba a unos 10 kilómetros por hora cuando fue impulsado por el manillar como en su bicicleta llegó a una parada abrupta. Aterrizó en la cabeza y se fracturó el cuello. El recurso fue interpuesto contra la Ciudad y el Condado de violar las disposiciones del Código de Gobierno de California que requiere que la propiedad pública se mantendrán en condiciones seguras. Nuestros abogados fueron capaces de encontrar otros ciudadanos que se habían quejado por el problema en el pasado, poniendo sobre aviso de la Ciudad. El acuerdo incluía tanto a tanto alzado y los pagos futuros de anualidad para prever el aumento en el costo de cuidado de asistentes durante toda la vida de nuestros clientes.

Choque frontal – Veredicto del Jurado $8,875,000
Nuestros especialistas juicio accidente automovilístico obtuvo un veredicto por jurado en el Condado de Sacramento en la cantidad de $8,875,000 en nombre de una mujer joven herido en una alta velocidad de colisión frontal. coche de nuestro cliente fue golpeado por otro automóvil que fue exceso de velocidad y hacer un giro ilegal de la izquierda. Nos demandó al conductor del otro coche, así como la agencia de alquiler que habían prestado el coche al operador negligente. Nuestro cliente sufrió una lesión cerebral y se encontraba en estado de coma tras el accidente. Ella también tenía múltiples fracturas de sus brazos y piernas. Su declaración incluida la indemnización por el dolor y el sufrimiento, así como fuera de los daños de su bolsillo como la pérdida de salarios. Sus quejas residuales en el juicio incluye dificultad con la memoria, el habla, la marcha y la cognición. Antes del juicio, las compañías de seguros de los acusados ​​había ofrecido sólo $150,000 en liquidación.

Obra de construcción peligrosos – Solución de $7,000,000
Nuestros especialistas en construcción representa un trabajador de servicios públicos de 40 años de edad que sufrió quemaduras graves en más del 60 por ciento de su cuerpo mientras se realiza el reemplazo de rutina de la línea telefónica. Durante el curso de su trabajo, un polo de poder podrido fracturado, y las líneas de alta tensión de la realización de más de 12,000 voltios de corriente eléctrica cayó sobre nuestro cliente que se encontraba en su camión de balde. Nuestros abogados presentaron una demanda contra la empresa responsable, y demostró que el polo debe podrida se han descubierto más de cinco años antes de la fecha de esta tragedia. Uso de expertos en el campo de la cirugía plástica, medicina interna, economía forense, y dirección de obra de trabajo, nuestros abogados recuperaron $7,000,000 en nombre del trabajador lesionado. La recuperación incluye el reembolso por los salarios y los salarios y beneficios futuros, así como el pasado los gastos médicos de más de $1,000,000. Como parte del acuerdo, nuestros abogados también negoció el reembolso y la resolución de embargo preventivo indemnización a un trabajador destacado en exceso de $1,000,000.

Cinturones de seguridad defectuosos – Veredicto del Jurado $5,769,000
Nuestros abogados éxito obtenido un veredicto del jurado contra American Honda Motor Company para las lesiones y muertes sufridas por el esposo y padre de tres hijos que expiró después de sufrir heridas en el pecho cuando está implicado en una colisión velocidad modesta en un Honda Civic. A una velocidad de impacto estimado en aproximadamente 30 millas por hora, y mientras esté usando el cinturón de seguridad, el difunto se adelantó a su volante, fractura de costillas, rotura de su bazo, y perforando sus pulmones. Debido a la falta de oxígeno, que sufrió graves daños cerebrales, lo que finalmente causó su muerte.

Nuestros abogados de responsabilidad civil por productos obtenidos de este veredicto en Los Angeles County Superior Tribunal de Justicia, después de un ensayo de 4 semanas. Ellos demostraron que el diseño del cinturón de seguridad y de configuración en el Honda Civic no se protege adecuadamente a nuestros clientes en un choque previsible, la velocidad modesta. La utilización de expertos en ingeniería del automóvil y el diseño de automóviles, que demostró por el jurado como la lesión podría haber sido evitado si el vehículo se diseño de manera segura. Antes de la sentencia, Honda ofrece 25,000 dólares en la solución del caso.

Instrumento quirúrgico peligrosas – $5,200,000
Nuestros abogados de dispositivos médicos obtuvo un arreglo de más de 5,000,000 de dólares en nombre de un maestro de escuela universitaria de 54 años de edad que sufrió mayores complicaciones después de someterse a tratamiento con un dispositivo quirúrgico, recientemente diseñado e introducido en el mercado, para tratar la enfermedad por reflujo gastroesofágico (también conocida como ardor de estómago). La operación iba a ser “mínimamente invasiva”, sino que el dispositivo médico usado para realizar la cirugía causado la quema significativa y la cicatrización del esófago de nuestros clientes. Ella llegó a sufrir la ruptura del esófago, sepsis, insuficiencia de órganos importantes, y entró en coma. Mientras estaba inconsciente, que desarrolló parálisis. Ella perdió el movimiento normal y la función en sus extremidades inferiores. El fabricante del dispositivo alegó que no podía ser demandado ya que el dispositivo había sido aprobado por la FDA. Nuestros abogados prevalecido sobre una moción de juicio sumario en el tribunal de primera instancia, y el caso fue resuelto luego por camino de arreglo justo antes del juicio.

Falta de reconocimiento de Sufrimiento Fetal – $5,000,000
Los abogados de Walkup negociaron una liquidación en efectivo y anualidades, con un valor actual en efectivo de más de 5,000,000 de dólares en nombre de un niño nacido con un retraso severo del desarrollo, cuadriparesia espástica y permanentes lesiones neurológicas después que los médicos y el personal de enfermería no para controlar a la madre para traer al bebé rápidamente cuando el corazón fetal, los monitores se indica sufrimiento intenso. El embarazo de la madre de 36 años de edad y la entrega parecía estar avanzando con normalidad cuando, después de 8 horas de ser ingresado en el hospital, ella desarrolló una fiebre alta. El médico de los antibióticos administrados para llamar a sospecha de corioamnionitis, (una inflamación de las membranas amnióticas) y dijo que vuelva en una hora. Casi tres horas más tarde, la frecuencia cardíaca fetal monitores indicaron que la tasa del corazón del bebé se había reducido a 85 y 90, y allí permaneció durante unos 10 minutos, lo que provocó una enfermera asustada para contactar con el médico. Desaceleración de la frecuencia cardíaca fetal es un efecto común de corioamnionitis. El bebé nació media hora más tarde, por la extracción de vacío emergente, sin ritmo cardíaco, y que figura azul, disco, y apnea. Ella fue resucitado a través de compresiones en el pecho y la intubación. En los días siguientes a su nacimiento, el niño exhibió crisis general con temblores en las extremidades inferiores y superiores. Una resonancia magnética realizada a los 8 días de su nacimiento revela que el niño había severa encefalopatía hipóxico-isquémica. El niño seguirá siendo totalmente dependiente para todas las necesidades de su cuidado durante toda su vida. No se espera que se desarrolle más allá del nivel de un niño de un mes de edad. Responsabilidad se basa en la falta de seguimiento de forma agresiva la madre y el feto después de la administración de antibióticos y la falta de entrega del bebé cuando la infección se sospechó primero.

Daño cerebral infantil: acuerdo de $5,000,000
Los especialistas en lesiones gravísimas de Walkup Melodia Kelly negociaron un acuerdo en efectivo y anualidades con un valor efectivo actual superior a los cinco millones de dólares a favor de una bebé que nació con parálisis cuadriparética como consecuencia de la incapacidad de los médicos y el personal de enfermería de realizar un control a la madre y tratar el parto con prontitud cuando los monitores cardíacos fetales señalaban una alteración grave. Ocho horas después de ingresar al hospital, la madre presentaba un cuadro febril. El médico de guardia le suministró antibióticos y prometió revisarla nuevamente en una hora. Casi tres horas más tarde, los monitores de frecuencia cardíaca fetal continuaban mostrando una peligrosa disminución en la frecuencia cardíaca del feto de 85 y 90 pulsaciones (lo normal es 140) que continuó en esos valores alrededor de 10 minutos, lo que impulsó a una enfermera asustada a llamar a un médico. Una hora después, la bebé nació mediante una extracción con ventosa obstétrica de emergencia, sin pulso. Una resonancia magnética mostró una encefalopatía isquémica hipóxica grave. La niña dependerá completamente de otros para satisfacer todas sus necesidades de cuidado por el resto de su vida. No se espera que su desarrollo supere el nivel de un bebé de un mes de vida. Los abogados de Walkup Melodia han utilizado el sistema de rehabilitación pediátrica de un especialista en cuidados de por vida para diseñar un plan de asistencia y cuidados médicos para toda su vida.

Incapacidad de realizar una cesárea: laudo arbitral de $4,100,000 por lesión cerebral en recién nacido
En un caso relacionado con una parálisis cerebral, nuestros abogados especialistas en lesiones perinatales obtuvieron un laudo arbitral final y vinculante contra Kaiser, el proveedor de atención médica administrada más importante del país, a raíz de un error grave en obstetricia. El laudo arbitral tiene un valor efectivo actual de $4,100,000 y fue adjudicado a un niño de 3 años de edad que padece varias lesiones neurológicas como resultado de un parto negligente. Nuestros abogados y expertos médicos demostraron que el bebé padeció un período de carencia de oxígeno luego de la ruptura del útero de su madre. Antes de la ruptura de su útero, las enfermeras obstétricas dejaron a la madre sin atención y, por esa razón, no detectaron los signos nefastos de sufrimiento del bebé que señalaba un monitor cardíaco fetal.

Demoras en el ingreso a la unidad de obstetricia: lesión cerebral y parálisis cerebral
Negociamos un acuerdo con mediación previo al juicio a favor de una niña que sufrió un daño cerebral profundo tras la ruptura del útero de su madre en el lugar donde se había realizado previamente una miomectomía (cirugía para extraer un fibroma de las paredes del útero). Dos semanas antes del parto, la madre de la niña había sido hospitalizada por trabajo de parto prematuro. Luego de ser medicada y dada de alta, se le recomendó guardar reposo absoluto y comunicarse con su consultorio de obstetricia y ginecología. A las 10:00 p.m. del día previo al parto, los padres llamaron para notificar dolorosas contracciones. Sin determinar el origen, la frecuencia, las características o la ubicación del dolor que la madre sufría, una enfermera le dijo a la madre por teléfono que tomara una dosis adicional de su medicamento contra las contracciones. Ocho horas después, la madre despertó muy dolorida. La trasladaron a un hospital local donde el bebé nació por medio de una cesárea de emergencia a las 32 semanas de gestación. La bebé fue diagnosticada con leucomalacia periventricular y posteriormente desarrolló espasmos infantiles y parálisis cerebral.

Bicicleta vs. automóvil: sentencia de $17,000,000
Representamos a un ingeniero en software de 53 años de edad que sufrió lesiones en la colisión de un automóvil contra su bicicleta en Silicon Valley. Un vehículo giró hacia la izquierda, golpeó a nuestro cliente y lo lanzó sobre la capota y el techo del vehículo. El ingeniero sufrió una fractura en el hueso temporal con una posterior hemorragia subdural y la compresión del tronco cerebral. La conductora del vehículo alegó que el sol bloqueó su visión del ciclista. Nuestros abogados convocaron a especialistas en visibilidad para el juicio. Antes del juicio, la defensa solamente ofreció $150,000 como acuerdo.

Elevador aéreo industrial defectuoso: acuerdo de $10,000,000
Nuestros abogados representaron a la viuda y a los dos hijos de un promotor inmobiliario del Norte de California. Mientras participaba como pasajero en el recorrido de un elevador para personal autopropulsado (destinado a acceder a los conductos de calefacción y ventilación en los proyectos inmobiliarios), el difunto murió al volcarse el elevador. Nuestro equipo especializado en responsabilidad del fabricante demostró que el elevador, por su diseño, tenía un centro de gravedad demasiado alto y no incluía medidas de protección adecuadas contra vuelcos, como una amplia distancia entre los ejes o el uso de estabilizadores. El fabricante intentó culpar al operador del dispositivo por conducirlo sobre una superficie exterior “irregular” cuando, en realidad, el elevador estaba diseñado para su uso en interiores. La indemnización obtenida a favor de nuestros clientes incluyó una compensación por la pérdida de las ganancias a futuro por parte del difunto y los daños y perjuicios producidos por la pérdida de la atención, el amor, el apoyo y la compañía de un esposo y un padre. El acuerdo incluyó pagos periódicos bajo supervisión del tribunal durante las vidas de los dos niños con el fin de proporcionarles educación universitaria y seguridad en sus años como adultos jóvenes.

Ciclista lesionado por peligro en el camino: acuerdo de $9,500,000
Nuestros abogados lograron un acuerdo a favor de un ciclista aficionado de 29 años de edad cuya rueda delantera quedó encajada en las rejillas rotas de la cubierta de un drenaje pluvial. La demanda fue presentada contra el Condado de Alameda. Nuestro cliente viajaba a aproximadamente 16 kilómetros por hora cuando fue lanzado por encima del manubrio al detenerse abruptamente su bicicleta. Cayó de cabeza y se fracturó el cuello. La acción judicial fue dirigida contra la Ciudad y el Condado por no cumplir con las disposiciones del Código gubernamental de California que exigen el mantenimiento de la propiedad pública en condiciones seguras. Nuestros abogados pudieron encontrar otros ciudadanos que se habían quejado del problema en el pasado y habían puesto sobre aviso a la ciudad. El acuerdo incluyó una suma única y pagos futuros en anualidades para cubrir el incremento en los costos de atención asistencial de por vida de nuestro cliente.

Colisión frontal: sentencia por jurado de $8,875,000
Nuestros especialistas en juicios por accidentes automovilísticos obtuvieron una sentencia por jurado de $8,875,000 en el Condado de Sacramento a favor de una joven lesionada como resultado de una colisión frontal a alta velocidad. Un automóvil que se desplazaba a alta velocidad realizó un giro ilegal hacia la izquierda y golpeó el automóvil de nuestra clienta. Demandamos al conductor del otro vehículo así como a la agencia de alquiler de autos que le proporcionó un automóvil a un conductor negligente. Nuestra clienta sufrió una lesión cerebral y estuvo en coma después del accidente. También sufrió múltiples fracturas en los brazos y las piernas. Su demanda incluyó una compensación por daños físicos y morales, además de daños adicionales como pérdidas salariales. Sus dolencias como consecuencia del accidente en el momento del juicio incluyeron falta de memoria, dificultades en el habla, problemas motrices y cognitivos. Antes del juicio, las compañías de seguros de los acusados solamente ofrecieron $150,000 como acuerdo.

Obra de construcción peligrosa: acuerdo de $7,000,000
Nuestros especialistas en obras de construcción representaron a un trabajador de una compañía de servicios públicos de 40 años de edad que sufrió quemaduras graves en más del 60% de su cuerpo al realizar un reemplazo de rutina de la línea telefónica. Durante la ejecución de esta tarea, un poste de energía deteriorado se quebró y las líneas de alto voltaje con más de 12,000 voltios de corriente eléctrica cayeron sobre nuestro cliente que se encontraba en la cesta del camión grúa. Nuestros abogados presentaron una demanda contra la compañía de servicios públicos responsable y demostraron que el poste deteriorado debería haberse detectado más de cinco años antes de la fecha de esta tragedia. Gracias a los expertos en cirugía plástica, medicina interna, economía forense y administración de emplazamientos de trabajo, nuestros abogados obtuvieron una indemnización de $7,000,000 a favor del trabajador lesionado. La indemnización incluyó un reembolso por la pérdida de salarios, así como beneficios y salarios futuros, y gastos médicos anteriores por más de $1,000,000. Como parte del acuerdo, nuestros abogados también negociaron un reembolso y la resolución de un sobresaliente gravamen de compensación para el trabajador de más de $1,000,000.

Instrumento quirúrgico peligroso: $5,200,000
Nuestros abogados especialistas en dispositivos médicos obtuvieron un acuerdo de más de $5,000,000 a favor de una profesora universitaria de 54 años de edad que sufrió importantes complicaciones después de someterse a un tratamiento con un dispositivo quirúrgico, recientemente diseñado e introducido en el mercado, para tratar el reflujo gastroesofágico (también conocido como acidez estomacal). Supuestamente, la cirugía era “mínimamente invasiva” pero, en lugar de eso, el dispositivo médico utilizado para llevarla a cabo causó quemaduras considerables y cicatrices en el esófago de nuestra clienta. Posteriormente, sufrió perforación esofágica, septicemia y considerable insuficiencia en los órganos, y cayó en coma. Mientras estaba inconsciente, desarrolló una parálisis. Perdió la movilidad normal y las funciones de los miembros inferiores. El fabricante del dispositivo alegó que no podía ser demandado porque la FDA (Administración de drogas y alimentos) había aprobado el dispositivo. Nuestros abogados prevalecieron con una petición de sentencia sumaria en un tribunal de primera instancia y el caso finalmente se resolvió por medio de un acuerdo justo antes del juicio.

Incapacidad de reconocer el sufrimiento fetal: acuerdo de $5,000,000
Los abogados de Walkup negociaron un acuerdo en efectivo y anualidades con un valor efectivo actual superior a los $5,000,000 a favor de una bebé que nació con un grave retraso en el desarrollo, cuadriparesia espástica y lesiones neurológicas permanentes como consecuencia de la incapacidad de los médicos y el personal de enfermería de realizar un control a la madre y tratar el parto con prontitud cuando los monitores cardíacos fetales señalaban una alteración grave. El embarazo y el parto de la madre de 36 años de edad parecían desarrollarse con normalidad cuando, ocho horas después de ingresar al hospital, la paciente presentó un cuadro de fiebre alta. El médico de guardia le suministró antibióticos por una supuesta corioamnionitis (una inflamación de las membranas amnióticas) y prometió volver a revisarla en una hora. Casi tres horas más tarde, los monitores de frecuencia cardíaca fetal señalaban que la frecuencia cardíaca de la bebé había disminuido a 85 y 90 pulsaciones. La permanencia de esos valores durante alrededor de 10 minutos impulsó a una enfermera asustada a llamar al médico. La disminución de la frecuencia cardíaca del feto es un efecto común de la corioamnionitis. La bebé nació media hora después, mediante una extracción con ventosa obstétrica de emergencia, sin pulso, de color azul, con aspecto flácido y apnéica. La resucitaron mediante compresiones en el pecho e intubación. En los días posteriores a su nacimiento, la bebé presentó convulsiones generalizadas con temblores en las extremidades inferiores y superiores. Una resonancia magnética realizada ocho días después del nacimiento reveló que la bebé padecía una encefalopatía isquémica hipóxica grave. La niña dependerá completamente de otros para satisfacer todas sus necesidades de cuidado por el resto de su vida. No se espera que su desarrollo supere el nivel de un bebé de un mes de vida. La responsabilidad legal se estableció en función de la incapacidad de controlar cuidadosamente el estado de la madre y el feto después de la administración de los antibióticos, y la incapacidad de ejecutar el parto la primera vez que hubo sospechas de una infección.

Máquina industrial de moldeado de metales: acuerdo de $4,500,000
Representamos con éxito los intereses de un trabajador metalúrgico de 42 años de edad que sufrió una lesión cerebral gravísima cuando una pieza de metal de 22 kilogramos salió expulsada de un torno de moldeado de metales fabricado por el acusado, una corporación japonesa. En nombre de este cliente con daño cerebral, nuestros abogados demostraron que el torno había sido fabricado y comercializado sin someterse a un análisis de los modos de fallos posibles y sin incluir una protección para las piezas de trabajo o los componentes de sujeción contenidos dentro de la cámara del torno. Nuestros abogados pudieron probar que el fabricante conocía al menos dos casos de accidentes similares con el torno, pero no había tomado ninguna medida correctiva. En función de los términos del acuerdo, aproximadamente el 75% del monto se pagó en efectivo y el 25% fue destinado a la compra de varias anualidades para pagar los constantes gastos médicos y proporcionar apoyo económico a la esposa y los hijos de nuestro cliente lesionado. Como parte del acuerdo, se transigió y se canceló un gravamen de compensación para el trabajador de más de $1,000,000.

Accidente automovilístico: acuerdo de $4,500,000 por daño cerebral
Nuestro equipo representó a un joven de 14 años de edad que viajaba en el asiento trasero de un automóvil involucrado en una colisión frontal en Bakersfield, California. Al llegar el vehículo a una intersección rural, el conductor descubrió que la ruta estaba inundada. No había señales de advertencia que lo indicaran. Si bien había llovido momentos antes, no llovía en el momento de la colisión. La ruta inundada hizo que el automóvil patinara sobre el agua y girara hasta cruzar al carril contrario y colisionara de frente con un automóvil que viajaba en sentido opuesto. Nuestro joven cliente sufrió una lesión importante en la cabeza y quedó en coma. También padeció fracturas en la pierna izquierda y el brazo derecho. Sus gastos médicos superaron los $500,000. Debido al daño cerebral, los expertos previeron que el joven no iba a poder ser autosuficiente en el trabajo. Su pérdida salarial a futuro se estimó en más de $800,000. Nuestros abogados alcanzaron un acuerdo de $4,500,000 contra los acusados, entre los que se encontraba el departamento de agua local del condado, el departamento de vialidad del condado y el otro conductor.

Cinturón de seguridad defectuoso: sentencia por jurado de $5,769,000
Nuestros abogados obtuvieron con éxito una sentencia por jurado contra American Honda Motor Company por las lesiones sufridas y la posterior muerte de un esposo y padre de tres niños que falleció tras sufrir lesiones masivas en el pecho debido a una colisión a velocidad moderada en un Honda Civic. A una velocidad de impacto estimada de aproximadamente 50 kilómetros por hora y con el cinturón de seguridad puesto, el difunto se desplazó hacia adelante, golpeó contra del volante y, como resultado, sufrió fractura de costillas, rotura de bazo y perforación de los pulmones. Debido a la falta de oxígeno, sufrió un daño cerebral severo, lo que finalmente le provocó la muerte.

Nuestros abogados especialistas en responsabilidad del fabricante obtuvieron esta sentencia en el Tribunal Superior del Condado de Los Ángeles, después de un juicio de cuatro semanas de duración. Demostraron que el diseño y la configuración del cinturón de seguridad en el Honda Civic no protegían correctamente a nuestro cliente en una colisión previsible a velocidad moderada. Mediante expertos en ingeniería automotriz y diseño de automóviles, los abogados mostraron al jurado formas en las que se pudiera haber evitado la lesión si el vehículo se hubiera diseñado de un modo más seguro. Antes de la sentencia, Honda ofreció $25,000 como acuerdo para el caso.

Traumatismo obstétrico: laudo arbitral de $4,100,000
Nuestro equipo de abogados obtuvo un laudo arbitral vinculante contra Kaiser Foundation Health Plan (Plan de salud de la Fundación Kaiser) a favor de un bebé afectado por una parálisis cerebral como resultado de un parto negligente en el Hospital Kaiser de Redwood City, California. Nuestros abogados probaron que el niño sufrió una lesión hipóxica grave tras la ruptura del útero de su madre durante el parto debido a la atención negligente de la partera responsable en el parto de la madre y su incapacidad de reducir o interrumpir la administración de pitocina, un medicamento de estimulación del parto. Nuestro equipo también demostró que las enfermeras dejaron a la madre sin atención antes de la ruptura de su útero y, por este motivo, no detectaron a tiempo los signos nefastos de sufrimiento del bebé. Nuestros especialistas en lesiones infantiles obtuvieron un laudo arbitral por el monto máximo en daños y perjuicios que permiten las leyes de California: $670,000 por pérdida de ganancias a futuro, $330,000 en gastos médicos anteriores y un reembolso por la atención de enfermeras a domicilio y los cuidados asistenciales a razón de $15,000 por mes, con un incremento del 3% anual, durante la vida del niño. Además, los árbitros otorgaron a la madre $250,000 por padecimiento emocional y $84,000 por gastos de modificaciones en el hogar.

Moto acuática defectuosa: sentencia por jurado de $3,760,000
Nuestros abogados litigantes especialistas en responsabilidad del fabricante obtuvieron una sentencia por jurado de $3,760,000 en el Tribunal Superior del Condado de Napa a favor de una mujer de 42 años de edad que sufrió lesiones abdominales graves que le cambiaron la vida al caerse de la parte trasera de una moto acuática personal Polaris modelo SLH-700. La lesión, que se produjo en el lago Berryessa, fue el resultado de un chorro de alta presión procedente de la parte trasera de la moto acuática que emanó hacia el tracto intestinal inferior de nuestra clienta. La mujer sufrió daños en la vejiga y el plexo sacro, debió someterse a un tratamiento cosmético para cicatrices en el abdomen y padeció lesiones graves en forma de orificios. Antes del juicio, el fabricante de la moto de agua ofreció solamente $100,000 como acuerdo. Esta sentencia es una de las más grandes en la historia del Condado de Napa.

Accidente de helicóptero: acuerdo de $3,100,000 en muerte por negligencia
Nuestro equipo de litigios de aviación negoció un acuerdo de $3,131,000 a favor de los herederos de un guía de esquí con helicóptero de 41 años de edad que murió cuando el helicóptero en el que él y tres clientes viajaban chocó en las montañas Ruby. Nuestros abogados pudieron comprobar, con la ayuda de especialistas en reconstrucción de accidentes de aviación, que el choque se produjo debido a la pérdida de combustión en el motor a reacción del helicóptero como resultado de un defecto de diseño en las entradas de aire. Nuestros abogados también probaron que la compañía que alquiló el helicóptero fue negligente en los procedimientos de mantenimiento y no instaló las cubiertas de entrada de aire adecuadas en el motor cuando el helicóptero aterrizaba en lugares con nieve. Nuestros clientes fueron la viuda y el hijo de dos años de edad del difunto.

Accidente de avión privado: acuerdo de $3,000,000 en muerte por negligencia
Nuestros abogados litigantes en aviación obtuvieron un acuerdo de $3,000,000 a favor de la viuda y los dos hijos sobrevivientes de un misionero de 45 años de edad que murió en un accidente de avión en México. Durante un viaje de ayuda misionera, se rompió un engranaje del árbol de levas del avión que el difunto piloteaba. Nuestros abogados presentaron exitosamente una demanda de muerte por negligencia contra los fabricantes del motor, ya que demostraron que el motor presentaba fallas tanto de diseño como de fabricación. Si bien el esposo de nuestra clienta intentó realizar un aterrizaje de emergencia, no pudo encontrar un lugar adecuado para aterrizar la nave de forma segura. El avión chocó contra una zona arbolada antes de llegar al suelo y el misionero murió.

Colisión de vehículo: acuerdo de $3,000,000
Nuestros abogados especialistas en muerte por negligencia en accidentes automovilísticos obtuvieron un acuerdo compuesto por pagos en efectivo y pagos futuros en anualidades, con un valor efectivo actual superior a $3,000,0000, a favor de los sobrevivientes de un hombre de 42 años de edad que sufrió heridas de muerte cuando su camioneta chocó contra la baranda de contención de un puente rural. En la mañana del día del deceso, la camioneta del difunto se desvió por la línea central de una ruta de dos carriles. Después de volver a su carril, la camioneta golpeó una baranda de contención de metal que conducía a un pilar de tierra del puente y se deslizó a lo largo de la baranda. A pocos metros del puente había una abertura entre la baranda de contención y la barandilla del puente. En el lugar de la abertura, el frente de la camioneta golpeó el pilar de tierra donde el vehículo y su conductor se incrustaron. Nuestro equipo especialista en muerte por negligencia demostró que la baranda de contención y el puente no estaban construidos de acuerdo con los planos y las especificaciones originales. La indemnización incluyó el valor futuro de los salarios del difunto, los beneficios y los servicios domésticos, así como una suma para compensar a sus herederos por la pérdida de la atención, el apoyo y la compañía del difunto.

Vuelco de un todoterreno SUV: acuerdo de $2,900,000
Nuestro equipo especialista en estabilidad de vehículos negoció un acuerdo de $2,900,000 contra los fabricantes de Chevrolet Blazer a favor del esposo sobreviviente de una mujer que murió al volcar su vehículo Blazer en un accidente de un solo vehículo en el Norte de California. La esposa de nuestro cliente viajaba hacia su trabajo cuando sin darse cuenta dejó la superficie de la ruta y, al intentar volver a su carril, dobló demasiado y el vehículo volcó. En los tres giros que dio el vehículo, el techo colapsó y la mujer sufrió lesiones fatales en la cabeza. Nuestros abogados demostraron que el diseño del vehículo no proporcionaba la estabilidad suficiente para proteger a los conductores envueltos en maniobras de emergencia previsibles. El pago del acuerdo se efectuó en efectivo y en anualidades. De acuerdo con los términos de las anualidades aprobadas por el tribunal, el hijo sobreviviente de la mujer recibirá pagos periódicos para cubrir sus gastos en la preparatoria y la universidad, y brindarle respaldo al convertirse en adulto joven.

Cirugía de columna negligente: acuerdo de $2,800,000 por daño cerebral
Nuestro equipo especialista en negligencia médica negoció un acuerdo con un valor efectivo actual de más de $2,800,000 a favor del gerente de una tienda de 44 años de edad que sufrió un daño cerebral severo tras someterse a una cirugía de fusión cervical anterior. Nueve horas después de finalizar la operación, nuestro cliente sufrió un paro cardíaco masivo. El personal del hospital lo encontró en estado vegetativo. Mediante expertos en atención y administración hospitalaria, nuestros abogados demostraron que las enfermeras responsables actuaron con negligencia y no observaron ni notificaron a tiempo los signos y los síntomas relacionados con un hematoma posoperatorio. Nuestro equipo especializado en responsabilidad legal médica demostró que las enfermeras asignadas para atender al paciente no tenían experiencia y que, a medida que sus signos vitales empeoraban, no informaron a los médicos responsables sobre estos cambios nefastos. De acuerdo con los términos de este acuerdo, se negociaron pagos periódicos para cubrir las necesidades de atención a domicilio presentes y futuras de nuestro cliente. Se realizó un pago único de más de $1,000,000, a partir del cual se establecieron diversos gravámenes.

Accidente por cruce de la barrera de separación: acuerdo de $2,750,000
Nuestros abogados especialistas en accidentes automovilísticos obtuvieron un acuerdo de $2,750,000 a favor de la viuda y los hijos de un empresario de 39 años de edad de San Francisco que murió cuando su automóvil colisionó de frente contra otro vehículo que había pasado por encima de la división central de la Autopista 101 hacia el norte. El accidente se produjo cuando un Jeep que viajaba en sentido contrario perdió el control, pasó por encima de la barrera de separación central y chocó contra el vehículo del esposo de nuestra clienta. Tanto el conductor agresor como el Estado de California contribuyeron para pagar el acuerdo. Nuestros abogados probaron que el otro conductor actuó con negligencia y que tanto el diseño como la construcción de la barrera divisoria no cumplían con los requisitos de diseño del Estado de California.

Lesión deportiva en preparatoria: acuerdo de $2,750,000
Nuestros abogados obtuvieron un acuerdo combinado de efectivo y anualidades a favor de un joven de 13 años de edad de Valle Central que sufrió una parálisis permanente como resultado de un juego violento no supervisado previo a la práctica para el equipo de fútbol norteamericano de segundo año. En el transcurso del juego brusco, un miembro del equipo saltó sobre nuestro cliente lesionado y rompió su columna. El Distrito escolar alegó que la responsabilidad por el incidente debía recaer sobre el niño y sus compañeros. El acuerdo incluyó un pago en efectivo de $2,750,000, con el saldo distribuido en varias anualidades para cubrir los crecientes niveles de apoyo y asistencia que el niño requiera durante su vida a medida que sus necesidades aumenten. Nuestros abogados demostraron que el comportamiento de los dirigentes de la escuela al no supervisar a los niños durante una actividad patrocinada por la escuela constituyó una violación al Código de educación de California.

Accidente en lancha: acuerdo de $2,500,000
Nuestros abogados obtuvieron un acuerdo en efectivo y anualidades por un valor actual que supera los $2,500,000 a favor de una mujer de 25 años de edad que sufrió importantes lesiones neurológicas, producto de una colisión de lanchas en las aguas del lago Tahoe. Mientras la mujer paseaba en una lancha sin luces que conducía su novio, la nave fue embestida transversalmente por otra. Surgieron controversias significativas en torno a la relativa responsabilidad de ambos conductores de las embarcaciones. Antes de sufrir las lesiones, nuestra cliente había sido una excelente atleta, participaba en competencias de esquí sobre nieve, softball amateur y otros deportes. Después del accidente, estuvo en coma durante más de tres semanas. A partir de entonces, quedó incapacitada para realizar sus actividades diarias. Nuestro equipo utilizó especialistas en medicina de rehabilitación y planificación de cuidados para estimar el costo de su futura atención. Según el acuerdo negociado, nuestra cliente recibió un pago único de 7 cifras, y se estableció un cronograma de pagos durante los próximos 20 años en concepto de atención médica continua y necesidades de rehabilitación.

Medicamento peligroso para la diabetes: acuerdo de $2,500,000
Nuestros abogados especializados en lesiones farmacológicas obtuvieron con éxito la suma de $2,500,000 a favor de una mujer de Sacramento de 63 años a quien se le había recetado un medicamento para la diabetes que le produjo graves deficiencias hepáticas y, como consecuencia, la necesidad de un trasplante de hígado. El medicamento había sido aprobado por la Administración de drogas y alimentos de los Estados Unidos (FDA), pero se retiró del mercado posteriormente. El fabricante alegó, desde un primer momento, que el medicamento era seguro. Sin embargo, nuestros abogados fueron capaces de demostrar que el fabricante conocía los problemas relacionados con el deterioro de la función renal, pero nunca había brindado la información acerca de esta reacción adversa de manera adecuada a los médicos ni al público, y limitó la mención del posible daño hepático a la “letra pequeña” del prospecto. Debido a la incapacidad del fabricante de informar el problema a los médicos que recetaron el medicamento, estos desconocían que la deficiencia hepática se debía al tal medicamento, lo cual retrasó la precisión del diagnóstico por seis meses, tiempo suficiente para que su estado de salud empeorara y corriera peligro de muerte.

Jacuzzi defectuoso: acuerdo de $2,500,000 en muerte por negligencia
Nuestros abogados negociaron un acuerdo por la suma de $2,500,000 a favor de los padres de una niña de 4 años que sufrió quemaduras en el 80% de su cuerpo mientras se bañaba en el jacuzzi de la familia. Los abogados demostraron que el fabricante del jacuzzi había instalado un termostato defectuoso, lo que hizo que el agua se calentara excesivamente. La niña sobrevivió durante 61 días después del incidente. El fabricante del jacuzzi debió pagar el monto del acuerdo. Dicho monto se pagó como forma de cancelación de la demanda de muerte por negligencia iniciada por los padres, además de la demanda por malestar emocional de la madre, que estaba presente cuando su hija se quemó con agua hirviendo y padeció lesiones fatales.

Incapacidad de diagnosticar hipoglucemia neonatal: acuerdo de $2,250,000
Los abogados de Walkup obtuvieron un acuerdo mediado de $2,250,000 a favor de un niño que hoy en día sufre de ceguera, retraso en el crecimiento y deficiencias cognitivas, y a quien además se le extrajo el páncreas, luego de que el personal de enfermería no siguiera los protocolos adecuados cuando el niño manifestó signos de hipoglucemia. El niño nació con aproximadamente 4,5 Kg, lo cual debería haber sido un disparador del protocolo de enfermería para requerir análisis preventivos de sangre a la primera, segunda, cuarta, sexta y octava hora de nacido. Cualquier análisis que hubiera manifestado bajos niveles de azúcar en la sangre requería una extracción de la muestra de sangre para su posterior análisis. En este caso, el análisis de la sexta hora de nacimiento se realizó cuando el niño tenía siete horas de nacido, y dicho examen reveló que los niveles de azúcar eran bajos. Sin embargo, no se siguió el protocolo que exige la extracción de sangre y su posterior envío al laboratorio. En ningún momento se les informó a los padres acerca de este resultado anormal ni se les sugirió que buscaran signos de hipoglucemia. A las 24 horas de nacido, el niño fue dado de alta. En la segunda mañana en casa, la madre no lo podía despertar y lo llevó al centro de urgencias, donde el pequeño llegó con síntomas de letargo, no amamantaba y tenía los pies morados. Luego sufrió varias convulsiones y fue internado. Los análisis revelaron que padecía nesidioblastosis, una patología del páncreas, que provoca una hipoglucemia profunda e incoercible. A través de una resonancia magnética se comprobó que había evidencias de un posterior infarto de la arteria cerebral, compatible con el diagnóstico de hipoglucemia severa. Finalmente, se le tuvo que extraer casi todo el páncreas. Como consecuencia de su lesión cerebral, quedó ciego, con retrasos de crecimiento y deficiencias cognitivas. Los abogados de Walkup trabajaron con expertos para demostrar que la falta de seguimiento del protocolo de enfermería establecido condujo a la ausencia de un diagnóstico y tratamiento adecuados de hipoglucemia del niño, que posteriormente le causó daños cerebrales. El acuerdo en este caso se estructuró en pagos mensuales garantizados, más la suma de $732,000 que se pagaría en fideicomiso en beneficio del niño.

Choque contra camión semirremolque: acuerdo de $2,000,000
Nuestro equipo especializado en accidentes con camiones negoció un acuerdo por la suma de $2,000,000 a favor de la viuda y los dos hijos de un hombre de 42 años de edad que murió cuando su automóvil volcó al chocar contra un camión semirremolque en State Route 65, en las afueras de Lincoln, California. Nuestros clientes exigían la indemnización por las ganancias futuras y perdidas, así como por la pérdida del amor, el apoyo y la compañía de un esposo y un padre de familia. Como parte del acuerdo, nuestros abogados también trabajaron en conjunto con la aseguradora de accidentes de trabajo del difunto. El caso se acordó luego de presentarse en la Corte Superior del condado de Sacramento.

Peatón golpeado por tren ligero: acuerdo de $2,000,000
Obtuvimos un acuerdo en efectivo y anualidades por la suma de $2,000,000 a favor de una joven de 16 años atropellada por un tren ligero municipal de San Francisco, cerca de Stonestown, en 19th Avenue. La joven sufrió la amputación de la parte inferior de la pierna izquierda, debajo de la rodilla. La adolescente cruzaba la calle con el semáforo en verde en el mismo momento en que pasaba por la intersección un tren ligero de línea principal hacia el sur. Nuestros abogados demostraron que la secuencia de tiempos de las luces del semáforo que controlaban la dirección del tren y la peatonal dieron luz verde para ambas partes al mismo tiempo, lo cual propició la tragedia. La Ciudad alegó que la adolescente tenía parte de la responsabilidad al no ver ni mirar que se aproximaba el tren. El caso se resolvió luego de que tuvieran lugar dos sesiones de mediación con un juez retirado del Tribunal de apelaciones del primer distrito.

Defecto en cinturón de seguridad: acuerdo de $2,000,000
Nuestros abogados especialistas en responsabilidad del fabricante obtuvieron $2,000,000 de una empresa fabricante de automóviles de los Estados Unidos a favor de una adolescente de 15 años que fue arrojada de un todoterreno SUV después de que su madre se durmiera mientras conducía y, como consecuencia, el vehículo volcara. Si bien llevaba puesto adecuadamente el cinturón de seguridad en el momento del accidente, la joven fue arrojada por la ventanilla del lado del acompañante. Nuestros abogados, así como los expertos que trabajaron con ellos, lograron demostrar que el diseño del vehículo tenía defectos de fábrica, ya que el cinturón de seguridad no actuó como corresponde ni contuvo a la persona que ocupaba el asiento delantero cuando este se reclinó. El fabricante del automóvil alegó que la menor no llevaba puesto el cinturón de seguridad en el momento del accidente, pero los expertos lograron demostrar, mediante la fotogrametría y el análisis de la fibra, que las marcas presentes en el cinturón demostraban que este había recibido la “carga” del cuerpo de la joven de 15 años de edad al momento de ser arrojada por la ventanilla, lo cual dejó en evidencia que el cinturón estaba en uso cuando se produjo la colisión.

Colisión de vuelo comercial: acuerdo de $2,000,000 en muerte por negligencia
Nuestro equipo de litigios de aerolíneas obtuvo un acuerdo superior a los $2,000,000 a favor de los abuelos de un niño de 7 años que murió en el vuelo 261 de Alaska Airlines cuando el avión colisionó durante el recorrido de Puerto Vallarta, México, a San Francisco. Nuestro equipo especializado en aviación, que trabajó de manera conjunta con los abogados de otros demandantes del caso, fue capaz de demostrar que Alaska no había tomado todas las medidas de seguridad necesarias para llevar a cabo el mantenimiento requerido y había pasado por alto señales de posibles problemas, motivo por el cual la empresa tuvo que asumir la responsabilidad por todas las muertes, de acuerdo con las modificaciones dispuestas por los términos del convenio de Varsovia. Nuestros abogados también alegaron que los pilotos de Alaska no fueron capaces de solicitar permiso de aterrizaje de forma inmediata cuando la tripulación notó la primera dificultad en el funcionamiento de la nave, que Alaska no quitó ni reparó el gato hidráulico de la cola del avión, como lo exigen las buenas y responsables prácticas de mantenimiento, y no capacitó correcta ni suficientemente a la tripulación.

Caída en obra de construcción: acuerdo de $2,000,000
Nuestro equipo especializado en responsabilidad legal de la construcción obtuvo un acuerdo en efectivo y anualidades superior a los $2,000,000 a favor de la familia de un trabajador metalúrgico que falleció al caer desde el cuarto piso debido a un andamio defectuoso, en una obra de construcción en San Francisco. El difunto estaba trabajando como contratista independiente en un proyecto de reconstrucción del techo de una gran residencia privada. Nuestros abogados demostraron que la construcción, cuyos andamios habían sido colocados por un subcontratista, se encontraba en condiciones peligrosas. Con la ayuda de expertos en administración de obras en construcción, estructura de andamios y economía forense, nuestros abogados especialistas en muerte por negligencia demostraron que el andamio y los soportes cruzados no estaban debidamente asegurados, y que fue por este error que se produjo la muerte del hombre. La indemnización incluyó daños económicos superiores al $1,000,000 que representaban la pérdida del salario, los beneficios y los servicios de unión familiar futuros del difunto.

Accidente de motocicleta: acuerdo de $1,600,000
Nuestros abogados representaron a un empleado de la marina de 26 años que sufrió lesiones en un accidente de motocicleta en el sur de California. Sufrió lesiones espinales y en la cabeza significativas al ser embestido por un vehículo. El conductor del vehículo que causó el accidente alegó que el motociclista transitaba a alta velocidad y por el lugar incorrecto de la calle. Pudimos reconstruir el accidente de manera tal que fue posible demostrar que el motociclista no había tenido la culpa.

Falla del respaldo del asiento: acuerdo de $1,500,000
Representamos a una mujer que quedó paralítica a causa de una colisión, a alta velocidad, en la parte trasera del automóvil. Después de que un conductor ebrio la golpeara, el asiento del lado del conductor de su vehículo cedió, lo que le produjo la ruptura de una vértebra lumbar y parálisis en las extremidades inferiores. Nuestro equipo especialista en defectos de vehículos trabajó conjuntamente con ingenieros en diseño de automóviles y de reconstrucción y lograron demostrar que el asiento del lado del conductor, de acuerdo con su diseño, no podía soportar las cargas normales y previstas para las colisiones en la parte trasera del vehículo. El fabricante alegó que el diseño del asiento cumplía con todos los requisitos y las especificaciones gubernamentales. El acuerdo se negoció dos semanas antes del juicio e incluyó el reintegro de las facturas médicas anteriores, el reembolso por la pérdida de los futuros salarios y el establecimiento de anualidades para compensar el costo de la atención médica en el futuro.

Conducta indebida de la policía: acuerdo de $1,500,000
Nuestros especialistas en muerte por negligencia negociaron un acuerdo por una suma de $1,500,000 en contra de un departamento de policía local debido a la muerte por negligencia de un ejecutivo bancario que fue arrestado por error a causa de estar ebrio en público. En realidad, el difunto se había caído al piso y sufrido un hematoma subdural. Según la política que regía en ese momento en el departamento de policía, se colocaban a los “presuntos borrachos” en celdas hasta que volvieran a estar sobrios. Como no se pudo reanimar al hombre en la estación del distrito después de cinco horas, se solicitó la asistencia de personal médico, pero ya era demasiado tarde para evitar que muriera de un daño cerebral extenso. Nuestros abogados obtuvieron un acuerdo especial premórtem de $300,000, además de una suma para indemnizar a los herederos sobrevivientes por las futuras ganancias perdidas del difunto en su puesto de vicepresidente de una institución financiera nacional.

Incendio en un departamento: acuerdo de $1,500,000
Nuestro equipo especializado en responsabilidad civil representó a los padres de un estudiante universitario de 23 años que murió innecesaria y trágicamente cuando el departamento que alquilaba, cuyo propietario era del Área de la Bahía, se incendió porque el propietario había dejado de manera negligente un sofá sobre la calefacción de piso y no había equipado el lugar con detectores de humo que funcionaran. Nuestros abogados demostraron que el propietario, que era dueño de más de 60 propiedades, no había hecho las inspecciones correspondientes ni se había asegurado de que los detectores de humo funcionaran correctamente. Después del incendio, nuestros abogados demostraron, a través de investigadores, que no funcionaba ningún detector de humo en el segundo piso de la unidad habitacional donde falleció el hijo de nuestros clientes. El pago del acuerdo, en la suma de $1,500,000, estuvo a cargo de la empresa de seguros del propietario.

Incapacidad de controlar residentes: acuerdo de $900,000
Nuestros abogados especialistas en maltrato y negligencia obtuvieron un acuerdo por la suma de $900,000 a favor de una anciana de 79 años que se quemó con café hirviendo en un importante centro de atención asistida del Área de la Bahía. Nuestra cliente, que cenaba en el comedor del lugar, se lesionó cuando un corresidente desquiciado le derramó café en la cabeza, lo cual le trajo como consecuencia quemaduras de segundo y tercer grado, injertos de piel y la posterior internación. Nuestros abogados presentaron la demanda de acuerdo con el estatuto contra el maltrato a ancianos de California y los términos del Código institucional y de bienestar de California §15610.35. Para reclamar la indemnización contra el centro residencial para ancianos, se alegó que los propietarios y los empleados actuaron con negligencia al no controlar debidamente a los residentes y no aislar a los peligrosos, así como aquellos que sufrían de demencia. La indemnización incluyó la compensación por gastos médicos anteriores, daños físicos y morales, y costos del posterior tratamiento relacionado con la cirugía estética por quemaduras.

Peatón vs. taxi: acuerdo de $735,000
Nuestro equipo obtuvo una indemnización de $735,000 a favor de una mujer de 42 años que fue atropellada por un taxi DeSoto mientras caminaba por El Embarcadero, en un cruce peatonal señalizado del centro de San Francisco. Nuestros abogados contrataron ingenieros especialistas en reconstrucción de accidentes, quienes fueron capaces de demostrar que el taxi circulaba a más de 80 Km por hora al momento de atropellar a nuestra cliente. El conductor del taxi alegó al principio que había sido otro automóvil, que venía adelante, el que en realidad había atropellado a nuestra cliente la primera vez y, como consecuencia, la golpeó contra el taxi. El taxista también alegó que la demandante lesionada había cruzado con el semáforo en rojo. Nuestros abogados demostraron lo contrario.

Resbalos y caídas: acuerdo de $500,000
Nuestro equipo especialista en instalaciones presentó una acción contra las tiendas Mervyn a favor de una mujer de 47 años que se resbaló y se cayó al pisar sobre un pedazo de cartón desechado en una de las tiendas Mervyn. El envoltorio, que se había dejado negligentemente en el piso, además de violar las reglas y los lineamientos de la tienda, era del mismo color que la alfombra. Por lo tanto, no era posible que los clientes que en ese momento realizaban sus compras en la instalación lo distinguieran. Nuestro equipo especializado en responsabilidad civil demostró que el personal de Mervyn encargado de la supervisión del área había violado las políticas de la tienda al no llevar a cabo las inspecciones periódicas y de rutina en el piso de ventas. El acuerdo, cuya suma fue de $500,000, indemnizó a nuestra cliente por sufrir una hernia de disco en la zona lumbar y por su posterior incapacidad para continuar en su trabajo.

Lesión en parque de diversiones: acuerdo de $425,000 por lesión en el hombro
Nuestro equipo de abogados negoció un acuerdo de $425,000 a favor de una estudiante secundaria que resultó lesionada al colapsarse un tobogán acuático en Concord, California. La joven se encontraba de picnic, festejando el último año escolar cuando se rompió el tobogán. Nuestros abogados demostraron que el administrador del parque acuático actuó con negligencia al no contar con el personal necesario en el lugar y permitir que los adolescentes sobrecargaran el tobogán y “obstruyeran” su paso. El empleado a cargo era inexperto y no estaba lo suficientemente capacitado para ese tipo de trabajo. Nuestro cliente, una jugadora de tenis amateur de grandes logros, resultó lesionada de manera permanente en uno de los hombros cuando se derrumbó el tobogán. Sus gastos médicos totales fueron de $50,000.

Maltrato escolar: acuerdo de $250,000
Los abogados de Walkup negociaron un acuerdo en efectivo y anualidades por un valor en efectivo de $250,000 a favor de un niño de 9 años. El niño fue maltratado física y verbalmente por su profesora dentro de la escuela, durante 6 meses. El maltrato alcanzó su punto máximo cuando la profesora empujó al niño contra la pared. Poco tiempo después, fue despedida. Las partes demandadas fueron el establecimiento escolar y la profesora. Nuestros abogados demostraron que el establecimiento ya había recibido quejas de otros padres sobre la misma profesora por maltratar a otros niños durante la misma cantidad de tiempo, y antes de que nuestro cliente menor de edad fuera víctima de dichos maltratos. El pequeño padeció un trauma emocional significativo como consecuencia de las acciones de la profesora.

Caída de productos en una tienda: acuerdo de $200,000
Nuestro equipo especializado en responsabilidad civil negoció un acuerdo por un valor superior a los $200,000 a favor de una niña de 3 años que resultó gravemente herida cuando una exhibición cayó sobre ella en la tienda de artículos para el hogar del acusado. La niña estaba en la tienda de compras con sus padres cuando ocurrió el accidente. Los administradores de la tienda intentaron alegar que la exhibición se había caído por culpa de la niña, o de los padres, por no controlar a su hija. Nuestro equipo pudo argumentar de manera satisfactoria que en California no se admite la culpa concurrente en los niños menores de 5 años. La exhibición, que incluía una jamba y promocionaba la disponibilidad de las puertas de recambio para casas, pesaba más de 45 Kg. Las heridas de la niña incluyeron laceraciones severas que le dejaron cicatrices permanentes a pesar de la cirugía plástica.

Implantes mamarios defectuosos: acuerdos varios
Nuestro equipo especializado en responsabilidad del fabricante representó a un grupo de mujeres cuyos implantes mamarios perdieron silicona, causándoles patologías en el tejido conectivo, enfermedades autoinmunes y lupus. La cantidad total del acuerdo de cada cliente varió según la naturaleza y el nivel de incapacidad de cada mujer, si requería cirugía, la edad, el monto de los gastos médicos, si habían quedado secuelas de desfiguración estética y el nivel de probabilidad de que se necesitara atención médica en el futuro. Nuestros abogados especialistas en responsabilidad legal ante medicamentos demostraron que los fabricantes de los implantes mamarios de silicona (incluidos Bristol-Myers-Squibb, Dow-Corning, McGhan Medical y Surgi-Tech) sabían o deberían haber sabido que existía la posibilidad de que las cápsulas plásticas del implante se rompieran, el gel de silicona se derramara y, posteriormente, se trasladara a todo el cuerpo y causara daños gravísimos a la salud.

Acuerdos por ataque cardíaco a causa de Vioxx
Nuestro equipo especializado en responsabilidad del fabricante se encuentra en plena litigación con los fabricantes de Vioxx, un medicamento para tratar la osteoartritis utilizado para aliviar el dolor y el sufrimiento, pero que, en realidad, ha causado gravísimos daños en virtud de su propensión a provocar lesiones en la válvula cardíaca, ataques cardíacos y accidentes cerebro-vasculares. Nuestros casos están actualmente en litigación y las fechas del juicio ya están establecidas. Los acuerdos en estos casos todavía no se han concretado.

L-triptófano: varios acuerdos por millones de dólares
Nuestro equipo especializado en responsabilidad del fabricante representó a 23 consumidores lesionados que habían ingerido el suplemento de venta libre L-triptófano. Desarrollaron diversos problemas, como elevada presión sanguínea, accidentes cerebro-vasculares y enfermedades cardíacas. Nuestros especialistas en medicamentos negociaron acuerdos que comprendían desde $100,000 hasta más de $1,000,000 a favor de estos clientes.

Prótesis para rodillas defectuosa: acuerdos varios
Nuestros abogados especialistas en dispositivos médicos representaron a 13 residentes de una ciudad que habían adquirido prótesis para rodillas falladas. La corporación nacional que fabricaba las juntas de las rodillas intentó defenderse al alegar que no eran defectuosas, y que la suma de fallas no se relacionaba con ningún problema de diseño o manipulación de los materiales. Nuestros abogados contrataron expertos para probar que la materia prima utilizada en las juntas no se había esterilizado debidamente y, como consecuencia, los componentes tendían a deteriorarse, a fallar y requerirían un reemplazo antes de tiempo. Nuestros clientes recuperaron el costo de las cirugías innecesarias, los controles médicos y los daños y perjuicios generales por daños físicos y morales. El monto del acuerdo para cada cliente varió según la naturaleza y el nivel de incapacidad, la edad del cliente lesionado, el monto de gastos adicionales, y el grado y la naturaleza de los posibles cuidados médicos en el futuro.

Endoprótesis vascular cardíaca (“stent”) defectuosa: acuerdo confidencial
Nuestros abogados representaron a la viuda y los hijos de un hombre que murió luego de someterse a una cateterización cardíaca mediante el implante de un stent. El stent (que se encuentra actualmente bajo investigación en la FDA) causó un gran coágulo de sangre que provocó un infarto del miocardio fatal. Nuestro equipo especialista en dispositivos médicos encontró expertos en ese campo quienes demostraron que no eran adecuadas la investigación previa de mercado ni las pruebas llevadas a cabo por el fabricante, y que las instrucciones suministradas a los cirujanos que realizarían la operación respecto del uso de medicación anticoagulante asociada con el dispositivo no fueron lo suficientemente claras para informar de manera correcta a los médicos que prescribían la medicación.

Incapacidad de diagnosticar cáncer de cuello uterino: acuerdo confidencial
Nuestros abogados especialistas en mala praxis cerraron un caso a favor de las dos hijas sobrevivientes de una mujer de 35 años que murió de cáncer de cuello uterino. Nuestros abogados probaron que, tanto el médico de cabecera de la mujer como el laboratorio que no analizó correctamente las muestras de la biopsia, fueron responsables de la ausencia de diagnóstico y por no tratar la enfermedad en su etapa inicial. Con la ayuda del testimonio de expertos en patología, nuestros abogados demostraron que se minimizó la gravedad de los resultados del papanicolau. Expertos en citología testificaron que el laboratorio debería haber advertido al médico de cabecera respecto de estas anormalidades. El acuerdo, cuyo monto fue confidencial, comprendió un pago inicial y pagos en cuotas futuras para cubrir los gastos educativos y de manutención de las niñas sobrevivientes hasta que cumplan los 23 años de edad.

Incapacidad de diagnosticar aneurisma: acuerdo confidencial
Nuestros abogados especialistas en mala praxis negociaron un acuerdo de monto confidencial a favor de una empleada bancaria de 46 años que sufrió una hemorragia intracerebral a causa de un aneurisma con ruptura no diagnosticado. Aproximadamente dos meses antes del evento catastrófico, nuestra cliente se había despertado a la noche con un persistente dolor de cabeza y con la sensación de haber perdido la visión del ojo derecho. Primero consultó al oftalmólogo acusado quien incorrectamente le diagnosticó una “neuritis óptica”. Después de visitar tres veces a su médico de cabecera, sin tener el diagnóstico correcto, nuestra cliente fue encontrada en estado semicomatoso en su departamento, con un episodio de hemorragia cerebral muy grave. La indemnización comprendió el costo de gastos médicos anteriores y el costo de la atención médica futura. Nuestros abogados, con la ayuda de economistas forenses, también obtuvieron una suma igual al valor de la pérdida de salarios más importantes de nuestra cliente. Su indemnización por daños y perjuicios se limitó a los $250,000, conforme a la limitación artificial de daños por mala praxis de California.

Incapacidad de diagnosticar fracturas de pelvis: muerte por negligencia
Los abogados especialistas en responsabilidad legal médica de Walkup representaron a la esposa e hijo adulto de un hombre de 48 años, director de una escuela secundaria, que murió debido a complicaciones generadas por fracturas de pelvis provocadas por una caída que no se diagnosticaron. Nuestros abogados demostraron que se habían malinterpretado los rayos x tomados al inicio del tratamiento, y que, como consecuencia, la enfermedad desarrolló émbolos pulmonares que, finalmente, provocaron un paro cardíaco. El hospital y los médicos acusados alegaron que las lesiones originales de la caída eran motivo suficiente para que se produjera la muerte, y que la incorrecta interpretación de los rayos X no había sido un acto de negligencia. El monto del acuerdo, de naturaleza confidencial, comprendió la suma máxima disponible por daños y perjuicios que representa la pérdida de atención, compañía y amor, así como una suma equivalente al valor en efectivo actual por la pérdida de salarios, ganancias, respaldo y beneficios futuros.

Demoras en el ingreso al hospital: parálisis cerebral
El equipo de Walkup obtuvo un acuerdo con mediación a favor de un bebé que sufrió profundas lesiones tras la ruptura del útero de su madre en el lugar donde se había realizado previamente una miomectomía (cirugía para extraer un fibroma de las paredes del útero). Dos semanas antes del parto, la madre fue hospitalizada por contracciones en Kaiser, San Francisco. Luego de ser medicada y dada de alta, se le recomendó guardar reposo absoluto y comunicarse con el centro de proyectos de prevención de nacimientos prematuros de Kaiser. A las 10:00 p.m. del día previo al parto, los padres llamaron para notificar dolorosas contracciones. Sin determinar el origen, la frecuencia, las características o la ubicación del dolor que sufría la madre, una enfermera de guardia le recomendó a la madre que tomara una dosis adicional de su medicamento contra contracciones y volviera a llamar si la situación empeoraba. Ocho horas después, la madre despertó muy dolorida. Su marido llamó al 911. La trasladaron a un hospital local donde el bebé nació por medio de una cesárea de emergencia a las 32 semanas de gestación. Los demandantes sostuvieron que los empleados de Kaiser actuaron con negligencia al no solicitar la internación de la mujer el día en que se comunicó por teléfono. La bebé fue diagnosticada con leucomalacia periventricular y posteriormente desarrolló espasmos infantiles y parálisis cerebral. El acuerdo comprendió un pago inicial en efectivo y pagos de anualidades garantizados en el futuro a fin de compensar los costos posteriores de atención médica, terapias, laboratorio y asistencia.

Ruptura del útero: muerte de una bebé
Nuestros abogados especialistas en mala praxis médica resolvieron un caso de lesión perinatal, con una suma confidencial, a favor de los padres de una bebé de 2 días de vida que murió después de que el útero de su madre sufriera una ruptura durante el trabajo de parto. La madre ingresó al hospital con contracciones, pero se la envió a la casa varias horas más tarde porque las enfermeras consideraron que las contracciones no progresaban. Cuando estaba en su casa, empezaron los dolores abdominales severos. Para el momento en que los médicos se dieron cuenta de que la bebé estaba fuera del útero, en la cavidad abdominal, el equipo especializado en cesáreas de emergencia no logró sacarla antes de que sufriera lesiones severas. La bebé murió dos días más tarde. Nuestros abogados demostraron que la madre nunca debería haber salido del hospital, y que si hubiese recibido los controles necesarios, se hubiera detectado la inminente ruptura del útero, y se hubiera realizado una cesárea a tiempo. La demanda de nuestros clientes fue por daños y perjuicios a causa de la muerte por negligencia de su hija, así como por daños personales de la madre.

Incapacidad de controlar úlceras de decúbito: acuerdo confidencial en muerte por negligencia
Nuestro equipo especialista en maltrato de ancianos estableció satisfactoriamente una demanda de muerte por negligencia a favor de los hijos de una anciana de 79 años que falleció debido a una infección séptica a raíz de úlceras de decúbito no diagnosticadas ni tratadas. El acuerdo, de monto confidencial, se estableció conforme a los estatutos contra el maltrato a ancianos de California. Incluyó la indemnización por daños físicos y morales premórtem de la difunta, los honorarios de los abogados y otros daños para compensar apropiadamente a los sucesores por lo que su madre había sufrido. Nuestros abogados, con la ayuda de especialistas en cuidado de ancianos, demostraron que si se hubiese observado adecuada y prudentemente el agravamiento del estado de la difunta, se hubiese podido realizar un diagnóstico a tiempo, la internación correspondiente y curar la grave infección antes de que no tuviera más tratamiento y de que le produjera la muerte.

Incapacidad de diagnosticar úlceras de decúbito: amputación
Nuestro equipo especialista en maltrato en el servicio de enfermería representó a un excombatiente de 69 años que sufrió una amputación de la pierna derecha debido a que los enfermeros domiciliarios no informaron a sus médicos acerca de la existencia de varias úlceras de decúbito en estado crítico. Nuestro cliente se quejó del problema en el hospital y ante los empleados, pero el gerente responsable de la instalación no informó en seguida al médico de cabecera acerca de la gravedad del estado de la úlcera. Nuestros abogados demostraron que el personal de asistencia de enfermería domiciliaria LVN no estaba debidamente capacitado ni contaba con los instrumentos de trabajo necesarios para tratar con pacientes con úlceras de decúbito. La indemnización incluyó la compensación de todos los elementos de daños admitidos por las disposiciones legales sobre el maltrato a ancianos de California.

Caída de barra de acero: lesión permanente de columna
Nuestro equipo especializado en responsabilidad legal de la construcción obtuvo un acuerdo confidencial a favor de un instalador de andamios de 25 años que resultó lesionado durante la construcción de un cine multiplex en la zona de la Bahía de San Francisco. Mientras trabajaba en el quinto piso de un edificio de ocho pisos, contiguo al hueco de un ascensor en construcción, nuestro cliente recibió el golpe de una barra de acero de aproximadamente 3.5 m de largo que se les había caído a los empleados que trabajaban para otro subcontratista. La barra de acero cayó sobre el cuello del cliente, lo cual le provocó varias rupturas de discos. Mediante el asesoramiento de expertos en el área de administración de obras en construcción, cirugía ortopédica y rehabilitación, nuestro equipo especialista en obras en construcción demostró que nuestro cliente no podría continuar realizando trabajos manuales ni trabajar como instalador de andamios. Se le hizo juicio a la empresa que contrató a los trabajadores a quienes se les había caído la barra de acero. El acuerdo incluyó la compensación completa por todos los salarios perdidos, pasados y futuros, reintegro de gastos médicos anteriores, una suma por daños físicos y morales, así como un fondo para compensar los costos de cualquier tratamiento o cirugía necesarios en el futuro. El acuerdo también contempló la resolución de una demanda pendiente por beneficios de compensación del trabajador que fue reivindicado por los empleadores de nuestro cliente.

Silla de restaurante defectuosa: lesión de columna
Nuestro equipo especializado en instalaciones obtuvo un acuerdo superior a los $125,000 a favor de una mujer de 36 años que resultó lesionada en un restaurante de Lyon cuando la silla en la que estaba sentada se desplomó y la hizo caerse al piso. Como consecuencia de la caída, nuestra cliente desarrolló un dolor crónico de columna que posteriormente se diagnosticó como una hernia de disco. La hernia se trató con cirugía mínimamente invasiva. El restaurante acusado, originalmente, alegó que el accidente nunca había ocurrido ya que no se le había informado. Luego de una amplia investigación, nuestro equipo logró identificar a una camarera que había trabajado en el restaurante, quien confirmó que la silla desde la cual nuestra cliente se había