Walkup, Melodia, Kelly & Schoenberger - injury lawyer
(415) 981-7210

Areas De Especializacion

Hemos conseguido más veredictos y conciliaciones de millones de dólares que cualquier otro despacho del norte de California.

Let's Get Started You pay nothing unless we win your case. Go >

Lesiones Durante el Nacimiento

ABOGADOS DE CALIFORNIA EXPERIMENTADOS EN CASOS DE LESIONES DURANTE EL NACIMIENTO

Tener un hijo debe ser uno de los momentos más felices de la vida, sin complicaciones médicas. Sin embargo, cuando la negligencia de los profesionales médicos tiene como resultado lesiones o la muerte de un recién nacido, estamos ante un caso de negligencia médica.

“Las lesiones del nacimiento” pueden ocurrir en cualquier etapa del embarazo, durante el trabajo de parto y durante los cuidados inmediatos después del parto. El cuidado inapropiado del recién nacido durante el trabajo de parto, puede causar falta de oxígeno y daños cerebrales.

Hemos ayudado a padres, abuelos y tutores de niños con parálisis cerebral, parálisis de Erb, retraso mental, convulsiones y otras lesiones que ocurrieron durante el nacimiento. Sabemos que los niños con parálisis cerebral requieren de un tratamiento especial, terapia ocupacional, medicamentos y cuidado especializado. Gracias a nuestros conocimientos especializados acerca de la parálisis cerebral y los traumatismos de parto, hemos demostrado con frecuencia que los doctores fueron negligentes al no evitar este tipo de lesiones o daños cerebrales. Si usted es el padre o la madre de un niño que necesite cuidados especiales, existen muchos recursos con los que podríamos ayudarle. Si su recién nacido sufrió lesiones antes, durante o después del nacimiento, es posible que nuestro equipo (el cual incluye abogados experimentados en medicina) pueda ayudarle. Mientras que la parálisis cerebral puede ser provocada por otros factores además de un traumatismo de parto (incluidas las infecciones bacterianas y virales), solo los expertos capacitados en la valoración del trabajo de parto y el nacimiento, pueden determinar si las lesiones de un niño están relacionadas con lesiones del nacimiento. Nuestros abogados y profesionales experimentados han identificado casos de negligencia relacionados con partos en los cuales se usaron fórceps, extracciones con ventosas, trabajos de parto y nacimientos excepcionalmente largos, líquido amniótico escaso o distorsionado, cordón umbilical comprimido, bebés demasiado grandes para su edad, placenta rota y cualquier otra señal de falta de oxígeno o traumatismo. Nuestros abogados analizarán las cintas de los monitores de latidos del corazón del feto y las muestras de PH del cuero cabelludo del feto, para determinar si se vigiló adecuadamente al bebé durante el nacimiento. Contáctenos si tiene preguntas acerca de las lesiones o discapacidades de su hijo o hija o si le gustaría saber más acerca de sus derechos para obtener una indemnización por negligencia médica.

EJEMPLOS DE NUESTROS ÉXITOS

Manejo inapropiado del trabajo de parto

Parálisis cerebral/lesiones cerebrales

Nuestros abogados experimentados en casos de negligencia médica obtuvieron un acuerdo por un valor de $5,000,000 a favor de una niña de 6 años de edad que sufrió parálisis y daños cerebrales como resultado de lesiones ocurridas durante su nacimiento. El acusado en el caso fue una organización para el mantenimiento de la salud (HMO, por sus siglas en inglés) nacional. El obstetra empleado por la organización para el mantenimiento de la salud no realizó el análisis correcto ni la lectura adecuada de los signos vitales. Los expertos en obstetricia y perinatología testificaron que una operación cesárea, realizada 45 minutos o más antes del nacimiento, hubiera evitado los graves daños cerebrales que resultaron en la parálisis cerebral. La HMO demandada declaró que el cuidado provisto por el obstetra fue apropiado y de acuerdo con los estándares de cuidado. Los abogados de la HMO intentaron probar que la parálisis cerebral de la niña no fue el resultado de la falta de oxígeno durante el parto, sino que la causa fue una infección que la madre contrajo un mes antes de tener a la bebé. El acuerdo obtenido, en combinación con los beneficios disponibles aportados por el seguro privado y por programas de gobierno, aseguraron que estén cubiertas las necesidades especiales y médicas de la niña, independientemente de su esperanza de vida.

No realización de una operación cesárea – acuerdo por $4,100,000

En un caso de parálisis cerebral, nuestros abogados lograron llegar a un acuerdo después de dos semanas de arbitraje y obtuvieron una indemnización de $4,100,000 a favor de un niño de 3 años de edad afectado por lesiones neurológicas como resultado de negligencia durante el parto. Los abogados de la oficina legal de Walkup Melodia pudieron probar que el bebé tuvo un periodo de privación de oxigeno causado por la ruptura del útero de la madre. La ruptura del útero fue provocada por la negligencia de la partera hacia la madre durante el trabajo de parto. Los abogados de Walkup también probaron que las enfermeras obstetras dejaron a la madre desatendida antes de la ruptura del útero y por esta razón no observaron las señales de sufrimiento del bebé en el monitor fetal. Antes del primer día del arbitraje, Kaiser no había hecho ninguna oferta de acuerdo.

Ausencia de reconocimiento del sufrimiento fetal – acuerdo por $5,000,000

Los abogados de la oficina legal de Walkup negociaron un acuerdo de dinero en efectivo y anualidades por un valor de $5,000,000 a favor de una bebé que nació con retraso en el desarrollo, espástico, tetrapléjico y con lesiones neurológicas permanentes, después de que los doctores y las enfermeras fallaran en la supervisión del trabajo de parto, además de no acelerar el parto cuando los signos vitales del bebé indicaban sufrimiento fetal. El embarazo de la madre de 36 años de edad y el parto habían sido normales. Sin embargo, 8 horas después de haber sido admitida en el hospital, desarrolló fiebre alta. El doctor de turno le administró antibióticos para tratar una posible coriamnionitis (inflamación de las membranas amnióticas) y dijo que regresaría a revisarla en una hora. Casi tres horas después, el monitor del corazón del feto indicaba que el ritmo cardiaco había bajado a 85 y 90 y estuvo así durante aproximadamente 10 minutos, por lo que una enfermera asustada rápidamente contactó al doctor. La desaceleración de los latidos del corazón del feto es un efecto común de la coriamnionitis. La bebé nació media hora más tarde, inconsciente y con apnea. Fue resucitada con masaje cardiaco y entubación. Durante los días posteriores al nacimiento, la bebé manifestó convulsiones con temblor en las extremidades. La resonancia magnética que se realizó 8 días después del nacimiento reveló que la recién nacida tenía encefalopatía. La niña será dependiente y tendrá necesidades de cuidado especiales de por vida. Se predice que no tendrá un desarrollo más allá del nivel de una niña de un mes de edad. La responsabilidad se determinó con base en la falta de un monitoreo adecuado de la madre y el feto después de la administración de los antibióticos y el hecho de no haber comenzado con el parto en cuanto se sospechó la presencia de una infección.

Tardanza en la admisión al hospital – parálisis cerebral

El equipo legal de Walkup obtuvo un acuerdo mediado a favor de una bebé que sufrió lesiones profundas debido a una ruptura uterina de su madre cuando le removieron una fibrosis de la pared del útero. Dos semanas antes de tener un parto de emergencia, la madre fue hospitalizada en Kaiser San Francisco con trabajo de parto prematuro. Después de que se le suministraron medicamentos fue dada de alta. Se le aconsejó que guardara reposo absoluto y que se comunicara con la unidad de prevención de partos prematuros del hospital. A las 10:00 p.m., la noche anterior al parto, los padres llamaron al departamento de maternidad para reportar contracciones muy dolorosas. Sin determinar cuándo comenzaron, la frecuencia, las características o la zona específica del dolor, una enfermera en turno le aconsejó que tomara una dosis extra de un medicamento que contrarresta las contracciones y que llamara si las contracciones empeoraban. Ocho horas después, la madre despertó con mucho dolor. Su esposo llamó al 911. La llevaron a un hospital local donde tuvo al bebé por cesárea de emergencia a las 32 semanas de gestación. El demandante sostuvo que los empleados del hospital de Kaiser fueron negligentes al no ordenar que la madre fuera al hospital cuando llamó por teléfono. El niño fue diagnosticado con leucomalacia periventricular, después desarrolló convulsiones y parálisis cerebral. El acuerdo se basó en un pago en efectivo inicial y anualidades por el costo de gastos médicos, terapia, análisis y cuidados futuros.

Ausencia de diagnóstico de hipoglucemia neonatal – acuerdo por $2,250,000

Los abogados de Walkup obtuvieron en mediación un acuerdo por $2,250,000 a favor de un recién nacido que sufrió de ceguera, retraso en el desarrollo y defectos cognoscitivos, además de que se le tuvo que extraer el páncreas, después de que el equipo de enfermería no siguiera el protocolo que se requiere cuando un bebé muestra señales de hipoglucemia. El niño nació pesando 10 libras, 7½ onzas, por lo que se debían efectuar exámenes de sangre a la primera, segunda, tercera, cuarta, sexta y octava hora después de haber nacido. Cualquier examen que revelara un nivel de azúcar bajo, requeriría exámenes y análisis complementarios. En este caso, el examen del bebé que se debía realizar a las seis horas se llevó a cabo a las siete horas de nacido y mostró niveles bajos de azúcar. Sin embargo, no se siguió el protocolo. A los padres del bebé nunca se les comunicaron los resultados anormales ni se les advirtió de los síntomas de hipoglucemia. A las 24 horas de nacido, el niño y sus padres fueron dados de alta. En la segunda noche que pasaron en casa, a la madre le fue muy difícil amamantarlo y llegó a cuidados urgentes aletargado, sin alimentar y con los pies morados. El bebé sufrió varias convulsiones y fue hospitalizado. Los exámenes demostraron que tenía nesidioblastosis, una enfermedad del páncreas, que provoca una hipoglucemia profunda y crónica. La resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) reveló la evidencia de un infarto del miocardio posterior, consecuente con el diagnostico de hipoglucemia severa. En casi todos estos casos, se tiene que extraer el páncreas del niño afectado. Como resultado de sus lesiones cerebrales, el niño quedó ciego, con retraso en el desarrollo y con deficiencias cognoscitivas. Los abogados de la oficina de Walkup asignaron expertos para demostrar la falta de seguimiento del protocolo apropiado, requerido en el diagnostico y tratamiento de casos de hipoglucemia, la cual causa lesiones cerebrales en los niños. El acuerdo en este caso fue estructurado al pago de mensualidades, más $732,000 colocados en un fideicomiso a favor del niño.

Ruptura uterina – muerte infantil

Nuestros abogados experimentados en negligencia médica resolvieron un caso por lesiones durante el nacimiento, por un monto confidencial, a favor de los padres de un bebé que falleció a los dos días de haber nacido, después de que su madre sufriera de una ruptura uterina durante el trabajo de parto. Se hospitalizó a la madre con contracciones, pero se la envió a casa unas horas después porque las enfermeras opinaron que no progresaba. Una vez en casa, empezó a tener dolores abdominales muy fuertes. Para entonces, los doctores se dieron cuenta de que el bebé estaba fuera del útero, en la cavidad del abdomen. Se decidió realizar una cesárea y el bebé sufrió daños. El niño murió dos días después. Nuestros abogados demostraron que la madre nunca debió haber sido enviada a casa y que debió haber sido monitoreada apropiadamente, con lo que se hubiera podido detectar la ruptura uterina y efectuar una cesárea. La reclamación fue con base en la muerte negligente del niño así como las lesiones de la madre.

Contacte a la oficina legal de Walkup, Melodia, Kelly y Schoenberger para programar una CONSULTA GRATUITA con un abogado experimentado en lesiones durante el nacimiento.

Para obtener más información acerca del ejercicio profesional de lesiones durante el nacimiento, visite: http://www.thebirthinjurylawfirm.com/